0

Países de la Unión Europea se movilizan para promover los semiconductores fabricados en Europa

 

Alemania, Francia, España y otros diez países de la Unión Europea se han unido para invertir en tecnologías de procesadores y semiconductores, esenciales para los dispositivos conectados a Internet y el procesamiento de datos, en el apuntan a ponerse al día con los Estados Unidos y Asia.

La participación de Europa en el mercado mundial de semiconductores, que se sitúa en 440.000 millones de euros (533.000 millones de dólares), es de alrededor del 10%, y la UE depende actualmente de chips fabricados en el continente.

Esta dependencia de chips y otros productos extranjeros se puso de relieve durante la pandemia de COVID-19.

Las preocupaciones de seguridad sobre algunos gobiernos extranjeros también se han sumado a las preocupaciones sobre la dependencia de chips extranjeros utilizados en automóviles, equipos médicos, teléfonos celulares y redes, así como para la supervisión ambiental.

A principios de año, la Unión Europea acordó destinar 145.000 millones de euros, o una quinta parte de su fondo de estímulo económico para virus, a proyectos digitales.

Los 13 países dijeron que trabajarán juntos para fortalecer la cadena de valor de la electrónica y los sistemas integrados en Europa.

“Esto requerirá un esfuerzo colectivo para aunar inversiones y coordinar acciones, tanto de actores públicos como privados”, dijeron en un comunicado conjunto.

El grupo se acercará a las empresas para formar alianzas industriales para la investigación e inversión en el diseño y fabricación de procesadores y examinará la financiación de estos proyectos.

También propondrá un programa europeo titulado “Proyecto importante de interés común europeo”, que permitirá conceder financiación en el marco de normas comunitarias más flexibles sobre ayudas estatales. El grupo se esforzará por establecer normas y certificaciones comunes para la electrónica.

Los otros países signatarios son Bélgica, Croacia, Estonia, Finlandia, Grecia, Italia, Malta, los Países Bajos, Portugal y Eslovenia.

“Un enfoque colectivo puede ayudarnos a aprovechar nuestras fortalezas actuales y aprovechar nuevas oportunidades, ya que los chips de procesador avanzados desempeñan un papel cada vez más importante para la estrategia industrial y la soberanía digital de Europa”., dijo Thierry Breton, el gerente digital europeo.

darkcrizt

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *